FELIPE GRANADOS















Parte médico

Dice el doctor
Que podría quedar ciego

Que hay un monstruo
Que podría instalarse en mi cerebro

Y tendríamos que sacarlo de allí
A punta de patadas.

Yo pienso en cosas vanas
A saber
Quien vendrá a leerme
Versos tristes.

Quien va arrullar al
Monstruo

Con canciones
Antiguas
Cantadas al borde

De mi cama







Escucho

Escucho
Ruido de caballos
Que huyen de la lluvia

Me iré con ellos.






Puentes

Yo volé puentes
Yo maté gente
¿Cómo querés que duerma?
¿Vos crees que a mi me importa un carajo la literatura?
A mi la literatura me vale mierda.

La literatura es mi refugio

Yo volé puentes
Como si hiciera
Explotar
Una metáfora






Pretty hate machine

Nine Inch Nails

a Charles Bukowski


I


Los vecinos
lo observan con cuidado
el ruido de su máquina
les molesta.

Es un vago -dicen-y vuelven a sus vidas
confortables.
Ayer, por ejemplo,
mientras el empleado de la compañía eléctrica
lo dejaba sin luz,
con una sonrisa los vecinos
murmuraban acerca de su vida,
de todas las cosas que debería hacer.

Miraban su jardín,
potencial amazonas,
miraban su cara de resaca y con barba
y se marchaban orgullosos de no tener la vida que le toca.

Es curioso.
Algunas veces
él piensa lo mismo.

Algunas veces
cree que tienen razón.

Pero se emborracha y se le pasa.




II

Los vecinos
han vuelto a recordarle
que baje el volumen
de la radio
que no pueden dormir,
que ellos trabajan,
que no soportan
el ruido de su máquina cuando escribe.

No puede pedirles que se callen.
No puede pedirles que no trabajen.
Les pide entonces
que se larguen
de una vez por todas
a la mierda,
con gran escándalo de la señora
que lo deja reptar
en esa casa.

Esa casa que padece tantos vecinos.
La máquina sigue sonando como una certera
metralleta
y es una hermosa máquina de odio.






¿Y qué si muero
y cargo mi ataúd
y digo que fui bueno
y me marcho y digo:
buenas noches
y apago la luz?









Felipe Granados 
(1976 – 2009)




Anuncios