PALOMA LA HOZ. A LOVE SUPREME (Y OTROS TEXTOS)


Harry Peccinotti






A LOVE SUPREME


We were a right pair of believers
A couple of dreamers, so how can
You hate me?
You promised me poems
Poems – Tricky
Mi grito seguido de un gran silencio saliendo de tu boca como dos extremos opuestos. Frente al terror dejo de amar a mi hijo. Pese a todo, hay que tener cuidado para que el niño no se asuste, me dices, con tus bolsillos repletos de alucinadas notas y mis ventanas cubiertas de neblina. El invierno más frío, sin duda, comentan algunos. Para dejar de temblar me cubro de papeles que llenaré con la historia de tu último sueño. La redención es un arte supremo, sugiere Dios en la voz de alguien conocido. No pienso aprender esa lección, respondo mientras intento sonreír. Tarde o temprano se romperá la bruma, dice el movimiento de mis labios en silencio. Pero, querido, aún puedo sentir la herida cada vez que respiro.
YOU HAVE KILLED ME
Bajando escaleras. Cayendo sobre la cama. ¿Me escuchas? ¿Me escuchas?
Toda la noche despierta. Los dientes crujiendo. El viento trayendo risas. Las risas trayendo incendios.
La noche ha perdido la mañana en el parto.
Saliendo a la calle. Saltando la grada. Silencio. Silencio.
Todo el día dormida. Palomas copulando afuera. La luz trayendo olas.
El mar trayendo valses.
Alguien ha muerto al mediodía.
ÚLTIMO ENTUSIASMO
Te imagino allá abajo lamiendo la mesa de tu escritorio.
Te imagino limpiando el rastro de tus deseos,
                 residuo de fluidos,
                              sombras de tu último entusiasmo.
El tiempo lo vuelve todo triste y seco
                       allá abajo.
                                   Abajo.
Miras al cielo buscando tu boca abierta.
Pides permiso para sentir furia.
Exiges que te devuelvan el sentido de la vida
                        en la forma que sea
                                         o sonido
                                              o color
                                                 o risa saliendo de unos ojos negros
Ser mujer significó algo,
                                  alguna vez,
                                            cuando los inicios traían fuertes vientos.
Y desde la cima,
                    arriba,
                           muy arriba
dejabas caer pequeñas torturas líquidas
                                                    sin gota de culpa.
Ser mujer a la distancia,
                        mujer distante
                                 o sangre diluyéndose
                                                  no es como lo imaginabas.

LA REVANCHA, EL DESEO Y EL RECUERDO DEL DESEO
Sometimes I’m thinking that I love you
But I know it’s only lust
Damage Goods – Gang of Four
Me enamoré de cómo guardaste silencio cuando te desvestí haciendo alarde de mi experiencia. De cosas que dijimos, tú sabes, de esas que no se deben decir mientras miras el techo desde la cama. Me enamoré de cada movimiento tuyo dentro de mí, aunque a mí me guste fuerte y a ti suave; a y mí me guste que te guste suave y a ti te guste que me guste fuerte. De buscarte la mirada al momento del orgasmo y encontrar tu cabeza echada hacia atrás como un animal a punto de morir.  Del desconcierto al dejar la habitación y del deseo de volver mientras más nos alejábamos de ella. Me enamoré de la necesidad de escribir y de la necesidad de escribirte. De mis rodillas raspadas, del cuerpo adolorido, de los nervios destruidos. De imaginar cuándo y cómo volveríamos a hacerlo. Pero te juro, y no lo tomes a mal, que nunca me enamoré de ti.

Anuncios