GABY SAMBUCCETTI. 6 POEMAS

(Sally Mann)


I
Tantos vidrios
Nos separan
Que tal vez
Solo las piedras
Puedan salvar
Nuestras distancias



II
En
este
mundo
del
revés:
los
nenes
mueren
con
los
pies
atados.
Los
ángeles
revientan
como
globos
perfumados.

Sus
lágrimas
queman.

Se
vuelven
rocas.
Y el carisma
es
el
esqueleto
que
se
hace
con
las
palas
y
la
tierra.




III
Nadan en
aguas
amarillas,
con
claveles
de otros
relatos:
la marea
te
arranca
cada
cuento.
Entre cultivos:
crecen tus actos.




IV
Pero al fin,
luego de repetidas
máscaras burguesas,
decidieron pagarle
para que limpie los baños.




V
Las
rosas
del
bautismo
están
espléndidas
sobre
la mesa.
Y
la
cuna
se
mece
al
son
de
las
cadenas.
La
soga
hace
su
industria.
La
cámara
es
una
soga
medieval.
Los
peces
más
hermosos
se
esconden
en las
aguas
más
profundas.
Los
lobos
se
olvidan
con
el
brillo
de
las
copas.
Nadie
acaricia
las
manos
diminutas
que
rasguñan
a
los
subtes.
Todos
son
testigos
que
impiden
la
furia.
Vecinos
cómodos
contra
el
acero
apedreado.
Hay
cuerpos
verdes
y
amarillos
en
las
fábricas…
y
las
rosas
de
plástico
quedan
bien
en
los
bautismos.




 
VI
Narciso
se
hunde lento
y resucita:
entre periodistas
des-ilusionados.
Levanta
sus
pies
azules…
En el mañana.
Narciso junta
los fragmentos.
Es una luna nueva.
Los mitos
sonreflejos
calcinados.
Nada permicita. Nada perderece.
Detrás
del fetiche:
desesperación.
Narciso
tiene
mil
espejos.
Los pies
de los
transeúntes:
También están azules.
Narciso
fuga
entre
las alas.
En un
vagón
descarrilado.
Una mano con un revolver.
                                   Una ventana.
                                                           Un pantalón en el piso.
Un ojo abierto.
Otro preocupado.
                                               Una insignia de policía.
Un rompecabezas
D e s a j u s t a d o.
Esos niños ciegos no pueden armarlo.
Y ese es el final
oficial
oreciclado.
Del narciso en diez televisores
asesinado.
En una noche oscura
de Procustos no identificados.

Anuncios