DANIEL BENCOMO / REDES




















FOTO EN LOW DEFINITION
No es un lago con mitos
es un lago con frescas espinetas
con sucias espinetas
con cabras que pastan las verdades a medias
y garzas que sobran
de una resta de analgésicos.
Hay dolor sí hay dolor como la ninfa travesti de un ojo
de un ojo habitado
            al recibir una inyección de adrenalina          unos recuerdos
coloidales                   flotando magros         para ser fetiche del pez globo
así
es doce del día y vamos en camino              vibra el lago
su oleaje
es la suma imperfecta            infinita sólo por querer decirlo
como decir a un magrebí
«tengo todos los reflejos del dátil, todas las trombas de vuestros ríos subterráneos»
cruzamos una ambulancia     zurce algo de realidad aquí, por favor
sin sucralosa
pensemos piensa en la garza
es la garza versus la frente sudorosa del pastor
toda la humedad del Sahara coronada en una luz que piensas
sin fórmula mágica
Es un lago cualquiera dices es un lago para extrañar tu desierto
y mira
en las bolsas tiradas en los miles y miles de lirios en las botellas
dorándose de sol
en el fondo interior de su intestino plástico
están nuestras verdades         reciclándose               siempre reciclándose
¿quieres un boceto de Michaux?
habría una noche fresca para juerguear y tomar falsos martinis
o
habría un avión del cual caerían, como en la cascada del Cobre con tu padre,
boletos
canjeables por un viaje a tu primera célula.
Nos hemos detenido hay un confín allá muy nada misterioso y tienes hambre
el último quinqué se ha extinguido en Oceanía
piensa en todas las formas que han imaginado las llantas al roerse
ella tiene hambre
o habría una flauta muy pequeña y a la vez muy pesada
como el último y más tierno elemento de la tabla periódica
tocando
una muy sola melodía en las cuatro esquinas del viejo cerebelo
el dátil
sí         es una rica bomba de azúcares
            flotando esdrújulo bajo garzas aviones y un quirúrgico Rewind
sonríe: tu foto con el trashumante argelino
colmará pronto las redes sociales.


UNA MÚSICA DE WAMBOTS
Desde el piso 30 rascacielos pueden verse
las agallas del tifón: palmeras volteretas inyecciones
giran fuera giran dentro
máscaras y reflectores el corazón de hong kong una arteria que estalla
no es lo inhumano tampoco es lo sublime
se muestra el mundo tal cual es: la casa revuelta
la casa de los padres revuelta            en el cráneo el hipocampo
nada alrededor de su primer sofisma
burbujas de aire flotan magras
un pastor alemán flota y ladra vuela un buzo en su inmersión
corales algas la teosofía es un pez globo con entraña venenosa
desde el piso 30 puede verse un impulso vertical
subiendo por las cuerdas de la médula
los containers de los barcos una música de wambots
                                                           garra marsupial
                                                           un llamado de tu padre en el verano
                                                           una medusa fermentando el verano
                                                           las monedas del emporio de montgomery
burns  
subiendo por las cuerdas de la médula
no hay espejo son ecos de los cables nanobytes pifiando entre tu cuerpo
el colapso de los vidrios panorámicos




PARA DESPUÉS EL BUKKAKE
Fallas eléctricas.
Desde el generador fallas eléctricas.
Desde el corazón ojos de cieno alquimia de la malla con puás:
fallas eléctricas.
El desgarre el disloque la recepción del pasado en el tifón
fallas eléctricas.
Desde el corazón matrona de miles y miles de señales
y de miles y miles de humanos olvidando su rostro y sus amores, dientes de león:
pasan sus historias ante ti, no te preocupes, kilos de cocaína y leche en polvo
no es la muerte es lo centrífugo del aire
raya la carcasa del generador vuelca aceite vinagre aditivos de ser en el ducto de entrada
aguas de marzo: Hong Kong, 12 pm, aguas de colonia,  deja ahí Dios el bukkake,
pensar un más allá entre la contingencia es poco probable.
pensar un más allá en traje de buzo es improbable.
el corazón malla de púas, el neón como luciérnaga incompleta
el tiempo que se acaba ante ti devora la proyección meteorológica,
devora las vísceras la risa de los otros, el cuerpo tiene meta,
piensa ya tú más aquí, quítate la capa de vampiro, pónte el paracaídas,
progresa icónico Wang Wei en los nervios de la tormenta.
fallas eléctricas en toda tu carcasa: huesos amígdala el pienso bajo el cráneo
¿podrás mascarlo hasta que pase?


(Huelga de los ángeles de guarda, la tranquilidad es pago por evento.
Es que se nos acabaron las historias, constelaciones hundidas en el crack nebuloso.
A dormir: apaga tu mechero con una grosería.
Cuelga el frac de sujeto en el placard. El hombre del D ya va a la cama, será un plano color de los cuadros de Hockney: una piscina que es un cielo que es un golpe de azuleyaculante. Cuando regrese la familia él fingirá su sueño: el cetáceo ha migrado.
Un bloque se deshiela en la azotea.
En el C hierve un zoo de estaño.
Parodia de la angustia en pago por evento.
Safari por el río de la sordera, en pago por evento.
Es que se nos acabaron las historias,
el Diazepam tal cervatillo sobre la ciudad sabana,
nadie se baña dos veces en el mismo ruido)


UN MAGREBÍ CAMINA SOBRE EL LAGO (1)
Después de la tensión emocional de estar aquí mucha hierba mucho verde
(teatro butoh de tensión superficial)
otro corazón barro de nómada entiende lo que piden:
hacer la sonda escatológica de espejismos de arcoiris y de homínidos
a ser un potaje de beduino y de malta caliza maltas medievales para vos
no asustes a los patos no quieren entender de lógicas o esencias
saben volar recuerda el vuelo es el borrón del algoritmo de la vida
igual que los pies flotan miro el auto fijo en el asfalto fijo: media cancha del día
porque la palabra puede ser profundidad de lago o superficie del lago
mas no es nada mira las piedras surfean en rebote la espalda del agua
(siempre escapan de las geometrías definidas)
pero observa lo que
vara en la espuma son muchas basuritas son dromedarios
y una colección de broches de aluminio para tu cámara oscura.

Anuncios