SUZANNE FOSTER / EL GRAN DIOS DE LAS NIEVES (TRAD. LUIS ALBERTO ARELLANO)

mónica betancour




Con violencia pinto mis labios de rojo y de memoria
Mi corazón es una enorme brasa incandescente que
sueña con los osos polares de gélidas planicies

En compañía de mis cómplices me vuelvo invulnerable y pura
De pronto los osos polares desaparecen y
sola en el cuarto de baño me desnudo
temiendo al oscuro fuego que empieza a fulgir en mis ojos

Me sumerjo en la bañera donde parecen brillar
los enormes bloques de hielo que un día
me obsequió el gran Dios de las Nieves

Cierro los párpados
Brotan en mis labios palabras de escarcha

Las contengo
Y espero cada noche junto a la hoguera
que una tormenta de nieve
llegue del cielo
De una buena vez

Anuncios