DOS POEMAS DE SUZANNE FOSTER.



La isla no es una isla sino un montón de hilos tejidos por el puro roce

No confío lo más mínimo
en Tao Lin
No le creo que sepa cómo me siento hoy por la noche
ni que se entere de qué van las hormonas entre los chicos de ahora
No hay sonidos para expresar mi desconfianza, por eso lo escribo

Los elevadores en esta ciudad se parecen a  sarcófagos
que se levantan sin producir explosiones controladas
y eso me produce mucho miedo

Los vendedores de droga te citan en los lugares más extraños
como el interior de una tienda de ropa
y proceden al intercambio en los probadores unisex
que abundan en toda la isla

Una se pregunta si estas confusiones parciales
están comunicadas como por hilos invisibles
y forman parte de una gran confusión global
que como en un rizoma le transmite su forma incierta
a cada parte por pequeña que sea
para perpetuar la forma y no el contenido
el silencio y no la boca abierta
el pistilo y no la flor sangrante en medio de la bañera abandonada








                                                                                                   


















José Antonio Galloso





Anís estrella

De pequeña mi abuela me enseñaba los nombres
de los granos que guardaba en la cocina
Anís estrella
Cominos
Belladona
Nuez moscada

Esa es mi primera experiencia clasificando algo
haciendo montones de algo que era parecido entre sí

Después la iglesia y su escuela dominical separaban el bien del mal
el pecado de la gracia
y el amor del odio

A los 14 aprendí que no era tan fácil separar las cosas de uno mismo
que uno era una cosa como las que clasificaba
y el amor y el odio estaban dentro
como el anís estrella
como el puño de cominos
y que estarse quieto no eliminaba la sospecha
por llevar un raro peinado nuevo

No tengo conocimiento nuevo
que pueda suplir lo que aprendí entonces
Eso no quiere decir que he madurado
quiere decir que el mundo se ha detenido y no lo hemos notado







Suzanne Foster.

Traducción: Jorge Posada






Nota:  Transtierros agradece a Luis Alberto Arellano por las gestiones que realizó para finiquitar el asunto de los derechos de estas versiones y por su infatigable labor de difusión de la obra de Suzanne Foster. 




Anuncios