3 DE JESÚS MARTÍNEZ MOGROVEJO

laurent chehere

AZIZ
Dominar la ternura
y todos los colores que de ésta emanan
dominar incluso el negro,
los hoyos profundos de la reflexión romántica
latiguear cualquier intento de mis ojos, la
esperanza dicha con pinceles
desgarrar cualquier humor floral que destilen mis verbos
sentir el sudor o la mierda
a la más mínima señal de un suspiro formándose.
Pero
no
puedo
elpodermaquiavñelicoyausentedetusojos
destruyetodavanidadquequieraerigirseenmí
mearrastrofrenteaambosyaceptoladerrota
queellosmeimponenahogándomeensubellezaabsoluta
tragandotodaelaguaquecontienemiridícula
pudibundez.

CHIKEN WINGS
Se caen del cielo los hombres
(lirismo grave de un ángel que me guiña el ojo)
como plumas de gallina
que se niegan a la horca de un caldo
se caen del cielo los hombres
(lirismo agudo de un ángel que me besa un dedo)
cada mañana los veo desde mi ventana
sin alas volando rojos contra el asfalto
(lirismo superlativo de un ángel que me lame el cuerpo)
se caen del cielo los hombres
y yo bailando entre las palabras
entre el cine imberbe de mi verbo
y la mente calva de mi alma
me dejo caer, gota negra, en la lengua de un ángel
que me come entero.
GRETA
Greta
ha de venir entre nosotros
mortal y plena
cargada de esqueletos
repartiendo amor entre los pobres
y con el pan nuestro tronando en la vagina.
Greta vendrá,
Lamiendo mendigos para salvarlos
llevándonos gozosa de la luz a la sombra
haciendo milagros entre los indignos
ensalzando sus fechorías
sembrando tumefacta granos de vida
cautivando ratas y vampiros.
Greta vendrá
ha de venir, lo siento
y se callarán los estertores estos de los puros,
de los que cosechan premios de amor con su dinero
llegará compartiendo certera su propia carne
que a este ciego sus manos y a este obeso el ombligo
dándonos gallinaza, la carroña de los bellos.
En procesión, ha de venir Greta
justa santa
colmada de pecadores
henchida de orgullo de haber compartido sus lechos
han de agitar palmas los tullidos
y los mudos gesticular palabras obscenas:
¡bendita Greta, bendito tu ósculo externo que nos perdona!
Greta vendrá
profetizando el calor y la lujuria
llenándonos de esperanzas de ser hombres,
devolviéndonos la piel postrimera de la redención.
Enjoyada hasta los huesos de lascivia
se han de pelear su capa los tristes, los feos y los desahuciados.
Greta vendrá
reina frugal del deseo, virgen enferma,
proclamando abolida la culpa
y secretando sudores excelsos
que hemos todos de oler
ávidos y hambrientos.
Greta ha de venir
sanando estigmas
aclamando laceraciones
con la promesa (esta vez segura)
de otra tierra prometida
de otra tierra cuadrada y sin avenidas
de otra tierra llena de lenguas, surcada por la saliva
otra tierra donde aliviados
supuren los muertos que somos y que seremos
y donde se exhiba cual barata mercancía
nuestra vieja pasión por el pecado.
Greta ha de venir sin duda hermanos.
Rezad, pues
para que su llegada

no sepa tardar.
Anuncios