PRIMICIA: GERARDO VILLANUEVA / PATRIVIUM

dad 0.1
la intención es que pase
inadvertido
que no haya manera de encajarlo
en la cutícula de esta hoja
ni exista salvoconducto
para coexistir con él o referirme a su perfil
de
dad 0.4
malos modales aprendí en kindergarden
cuando mi padre era un campo de herbaje
recién podado
con tiempo y firmeza
algunos detalles en el adiestramiento corregí
otros afiné
sin perder
bajo ninguna circunstancia
las coordenadas odoríferas de aquel jardín
AQUÍ DEBERÍA DECIR ALGO sobre él y no)
(aquí cabría con su extensión pero no)
(aquí nada
nada de él)
en el árbol
genealógico verdearía
el cosmos: su experiencia
pero no está
SOSTIENE QUE ESTE ITINERARIO es despropósito que los renglones de esta ruta mía (y no) se torcieron que ni con asistencia san juan de la mano invisible de smith del azar saldría ileso que lo mío (y no) no es siega sino dejar hacer pasar que así nunca un kiton o una quinta en sierra del parnaso que me vendría el apelativo agente metalúrgico patriarca que los versos no dan ni calderilla le digo lo mío (y no) no se trata de poesía que de verdad (y no) no aspiro a más de una o dos líneas que no he escrito que existen quimeras más relevantes que con esto no pretendo —por usar su germanía— scracht out a living entonces le hablo de poesía de verdad le insto atiende la ruta de los cóndores el flujo del misisipi el bello espanto en el rostro de marilyn burns diviértete con gozu o sasha grey le nombro a un tal arthur a un isidore a un williams le indico en efecto se trata de sortear auténticas temporadas en el infierno memorizar cantos para soportar el mundo que lo demás es lo de menos —por usar su lengua— le sugiero darse un paseo por las tres quintas por pueblos de portugal pero escucha tampoco esto es lo único que me inquieta hay cosas superlativas como por ejemplo
                                                                                                        :

para entonces
ya mira a otro rincón
de la estancia
y cambia abrupto
el tema
: ¿y cómo te va
con las riadas
de los últimos días? 
 v
encuentro a mi padre
redivivo
entre páginas de un compendio que no existe
brotado de experiencias que no tuvo
(y no)
en reyertas callejeras de belgardo
silbándole a un jilguero
con pulmones de odre
respondiendo al nombre de djuro
vuelto de periplos que emprendió (y no)
en su imaginación en la desembocadura
de su paisaje espiritual
flaco huraño y con sarcoma
veo a un hombre que lee a gorki
en una oficina de catastro
bajo la frecuencia de radio moscú
encuentro toda una vida
en la enciclopedia
de los muertos


Patrivium de Gerardo Villanueva apareció hace unas semanas merced a la infatigable editorial Mantis, de Luis Armenta Malpica

Anuncios