CARLOS VILLACORTA / ZONA INDUSTRIAL




mónica betancourt





Zona Industrial (Teoría del caos)
                                                   Llevo entre mis manos un mapa
                                        Aquí todos somos nuevos o primerizos.
Ya nadie sabe dónde comienza la Zona Industrial.
Porque los bordes de este desierto son como mis recuerdos
Un puñado de polvo que se confunde con esta ciudad
A lo lejos leo:
INDUSTRIA NO-MOLESTA B NO CAUSA MAYOR TRASTORNO A LA CIUDAD
Es la carretera de la memoria que se deshace por la orilla más débil.
Pero más allá la industria No-Molesta A
            no golpea a la ciudad con sus ruidos
            ni produce humo por los coches oxidados en nuestros jardines
            ni cualquier otra actividad que retumbe.
―En los hogares de este planeta lo que tiembla viaja para adentro―
Y en el horizonte un coro de moscas
desdibuja con su aleteo la Zona B
(o tal vez sean sus Alas)
las fábricas de madera
los metales no ferrosos
los pertrechos eléctricos
el nuevo arenal que se abre a la enfermedad del sueño
ahora que bosteza un grito
ante lo que no tiene nombre.



(Primera Ceremonia Inconclusa)
El vestido de novia no existe en la casa
Y ya van 5 meses o tal vez.
Es difícil llevar la cuenta bajo este cielo sin estrellas
pero en una noche de borrachera
todos los números se disponen a revelarnos
que la vida no es un número despreciable
Aquí en Ventanilla
donde mis 12 primos han aprendido
que los hijos de nuestros hijos son como nuestros juegos de infancia
nuestra arena. Infinita.



Anuncios