FERNANDO ESCOBAR PÁEZ. "ESCÚPEME EN LA VERGA" (POEMAS SELECTOS)


shae detars


TU RETORNO CON ALIENTO A PELUCHE, BIBERÓN Y VERGA AJENA
Contra C. O.
Ella disfrutaba de la vida, o por lo menos eso parecía. Más tarde aquello no significaría mucho para mí, me refiero a su excitación y a su feliz relación ante la vida, de alguna manera me acabaría irritando, dejándome sin ningún sentimiento. Ni siquiera me aburriría.
-CHARLES BUKOWSKI
Te dejo con tu novio
ese que te tiene en casa
conectada al facebook
las noches de miércoles
                         jueves
                              viernes
                                  sábado
                                           y domingo
cuando yo meo en las esquinas
                                           porque mi pusher se demora demasiado.
Este lunes temprano
Mientras El gana dinero
-tu novio, no el vago de mi pusher
te escribo para contarte
que desayuné porno de chicas ojiverdes
                                                       con harta cerveza helada.
¡Puedo hacer dos cosas al mismo tiempo!
                         tres, si contamos el escribirte
                                ¡y cuatro!…si también vale el desearte Lo Mejor:
Que tus calzoncitos sean cada vez más grandes
de tanto hijito de Señor novio que tengas.
Aclaro que no es que quiero verte obesa
…simplemente te prefiero ocupada
con aliento a peluche
                             biberón
                                        y verga ajena
antes que volverte a ver.

¿ESTABAS EBRIA O MAL FOLLADA? (otro poema vagamente judío)
contra C. O.
40 días después,
como los que Yeshua pasó frotándose el miembro
                                                                             con arena,
¡40 putos días después!,
escribes para decirme que los escorpiones mienten
y que El Sol no se pudre en tu vagina
                                                             pero sí en mi cabeza.
Te creí
             pero solo porque son la 1 y media de la madrugada
a esa hora entre putas y borrachos
                                                 acolitamos en nuestras mentiras.
(Además, es Semana Santa para tu secta
tengo miedo del agua fría
y de ponerme sobrio,
de convertirme en pescado
cuando Padre Leviatán
regrese enorme y peludo
para obligarme a reproducir,
como si yo fuera un vulgar pedazo de pan)
Pero luego de besarte la lepra
                                              las dunas me confesaron mi peor verdad:
que sigues chupándole la verga a Caifás.
Ante el hecho, Los Alfabetos De Las Doscientas Veintiuna Puertas recomiendan:
que en vez de solicitar tu video porno al Sanhedrin,
críe
Un Nuevo Golem De Tinta,
algo para convertirte en mi tercera bestia sin voluntad
(la segunda fui yo mismo)
y darme un duchaso,
que hasta los perros esenios que atienden el shawarma de la Universidad Central del Ecuador
se tapan la nariz cuando me les acerco. 



shae detars



MADRUGADAS DE DISCOTECA
Y me sentía de nuevo el idiota
en el patio de la escuela
 – a veces un hombre nunca sale de ahí-
todos pueden ver la marca.
-CHARLES BUKOWSKI-
Mirando culos
de chicas que no deseamos
pero que igual sacaríamos a bailar
si tuviéramos más armas
que esta cerveza a sobreprecio,
pues en los bares últimos de la noche (Jaime Gil de Biedma dixit)
no se le hace asco a nada,
ni siquiera a los vellos púbicos con pintalabios
que el mesero deja en nuestros vasos.
Nuestro ganado lo faenó
un tipo con aspecto de albañil
que mueve la cintura como todo un ganador.
Entonces nos frotamos contra la pared más cercana
y con la plata del taxi
compramos más alcohol,
¡que no se note pobreza!
gritamos furiosos
para que las feas que hace dos horas
no hubiésemos tocado ni con una pala y un papel
vean lo que se perdieron.
Nos vamos a pie y en silencio,
no sin antes dejar rastros de vómito y sangre
debajo de la mesa del bar.

Anuncios