3 VERSIONES DE UN MISMO POEMA DE DEREK WALCOTT













LOVE AFTER LOVE 

The time will come 
when, with elation 
you will greet yourself arriving 
at your own door, in your own mirror 
and each will smile at the other’s welcome, 

and say, sit here. Eat. 
You will love again the stranger who was yourself.
Give wine. Give bread. Give back your heart 
to itself, to the stranger who has loved you 

all your life, whom you ignored 
for another, who knows you by heart. 
Take down the love letters from the bookshelf, 

the photographs, the desperate notes, 
peel your own image from the mirror. 
Sit. Feast on your life. 

(De Collected Poems, 1948-1984, Farrar, Straus and Giroux, Estados Unidos, 1987.)

EL AMOR DESPUÉS DEL AMOR

El tiempo vendrá 
cuando, con gran alegría, 
tú saludarás al tú mismo que llega 
a tu puerta, en tu espejo, 
y cada uno sonreirá a la bienvenida del otro, 
y dirá, siéntate aquí. Come.
Seguirás amando al extraño que fue tú mismo.
Ofrece vino. Ofrece pan. Devuelve tu amor 
a ti mismo, al extraño que te amó 
toda tu vida, a quien no has conocido 
para conocer a otro corazón,
que te conoce de memoria.
Recoge las cartas del escritorio, 
las fotografías, las desesperadas líneas, 
despega tu imagen del espejo.
Siéntate. Celebra tu vida.

(Versión de Vicente Araguas (España, 1950), publicada en “Verano: Midsummer”, Huerga & Fierro editores, Madrid, 1999.)


AMOR DESPUÉS DEL AMOR

Llegará el momento 
en el que, con júbilo,
te darás a ti mismo la bienvenida, llegando
a tu propia puerta, en tu propio espejo,
y cada uno sonreirá a la bienvenida del otro,

y dime, siéntate aquí. Come.
Amarás de nuevo al extraño que fue tú mismo.
Da vino. Da pan. Da tu corazón, regrésalo
A sí mismo, al extraño que te ha amado,

toda tu vida, a quien ignoraste por otro, que te
conoce como a la palma de tu mano.
Baja las cartas de amor del librero,

las fotografías, los recados desesperados,
desprende, pela tu propia imagen del espejo.
Siéntate. Regocíjate con tu propia vida.

(Versión de Carmen Boullosa (México, 1954), publicada en “Todos los amores (antología de la poesía amorosa)”, Alfaguara, México, 1999.)

AMOR DESPUÉS DE AMOR

El tiempo ha de venir 
cuando, con regocijo,
te irás a saludar a ti mismo llegando
ante tu propia puerta, en tu propio espejo,
y los dos sonreirán ante la bienvenida.

Y dirás siéntate aquí. Come.
Vas a amar de nuevo al extraño que tú fuiste.
Dale vino. Dale pan. Devuelve a él tu corazón,
al extraño que te ha amado

toda la vida, a aquel al que ignoraste
por algún otro, quien te conoce de verdad.
Toma las cartas de amor de los estantes,

las fotografías, las notas desesperadas,
despega tu propia imagen del espejo.
Siéntate. Festeja con tu vida.

(Versión de León Félix Batista (República Dominicana, 1964), publicada en “Poesía Junta, Los rombos de la red”, Colección Fin de Siglo, Consejo Presidencial de Cultura, Santo Domingo, 2000.)

Anuncios