Marta Agudo / 28010

FONÉTICA

10.

 

…la «o» de la obertura, la «o» y su pozo de gesto, la de las bocas sedientas, la de los bultos con saña, la plena de embarazo. Vocal sin salida en perfecta combinación con el cero. Y yo, hosco, fosco…

SINTAXIS

La sintaxis, la herencia, variaciones del tiempo… ¿Se hereda la estructura mental de lo escuchado? ¿Hacia dónde, pues, trazar la fuga?

GEOGRAFÍA

Y si la verdadera patria del hombre es el idioma: las pausas, las curvas, sus ritmos informales, habré de callarme para recomenzar, frotarme las manos hasta que desaparezcan las huellas dactilares y en la explanada abierta de la palma poder sembrar carteles, opúsculos, las cadencias de mi sintaxis o la precodiada de un niño, consciente de ser niño, que muestra sus venas rotundas hacie el aire.

 

GLOBALIZACIÓN

I

Y busco de los hombres el hombre y de las lenguas, el lenguaje; la palabra que distingue: la inicial; de las fronteras su línea en el espacio y de los meses y los siglos, el ímpetu que los comprende.

Para concreción ya tengo mis pestañas, el comercio marroquí a través de mis cristales, la asistenta de Croacia y aquel perro que nació porque así lo requiere el sacrificio.

 

II

¿Qué fue antes: el color o los aproximadamente quinientos treinta verdes divididos por la atmósfera; la enfermedad o el cáncer propagado?

 

III

La polilla, el óxido, la piel por su ruptura, y qué sabes cuerpo tú de mí que así me observas, contienes o eres tú mismo quien hoy habla, prende la voz, el garabato.

La enunciación, porque gime el animal a través de sus órganos vitales, como nacer y fin arrancan de este hígado corrupto, del cerebelo dañado y de unos pies que se yerguen con la sangre de todo cuanto fue.

 

 

 

Anuncios