Dolce Stil Mostro – Brian Alvarez

sigmarpolke_fastestgun1

 

CAPACIDADES DIFERENTES

Un poema sin filosofía
tiene las patas chuecas.
Este es mi hijo y tiene
las patas chuecas
esto es una pata chueca
que pertenece al hijo de otro
algunas enciclopedias médicas tienen fotos
de patas chuecas (Fig. 1)
pero ninguna es un poema
los hombres con las patas chuecas
rara vez son poemas
pero pueden tener un poco de filosofía
si tienen suficiente filosofía
no debería notarse que la tienen.
Los hombres con demasiada filosofía
les caen mal a todos
buscan hacerse ver
sin los recursos de un poema.
Este hombre no tiene las patas chuecas:
puede observarse a la distancia
su formación humanística.
Este hombre no es
lo que se llama
un ejemplo de vida (ver
“Ciego gana el mundial de origami”,
Crítica, agosto 1935).

No quisiera tener un hijo así.

 

PROCLAMA EN QUE SE CUENTAN LOS SUCESOS QUE VIVIÓ EL AUTOR DURANTE EL DÍA Y SE ESPECULA SOBRE LO VENIDERO

Debería embalar la ropa,
conseguir papel de diario para envolver los platos
y los vasos. Suave una música de circo
desobedece el algoritmo de YouTube.

A primera mañana llega el camión de la mudanza
y la heladera todavía está llena de comida
y hielo. Vamos a comerlo todo.
No vamos a desperdiciar. Escucho:
locutoras de aceite en la línea amarilla
del cuadro temporal que corta ahora
la canción que me impedía mantenerme
a la altura del momento histórico.

A primera mañana llega el camión de la mudanza.
Si digo orden, ¿comeré?

A primera mañana. ¿Qué hay después?
¿Qué es antes de lo primero?

Debería embalar la ropa, antes de que llegue
a primera mañana el camión de la mudanza.

Pero pasé toda la tarde recorriendo lejanías.
Señor: perdóname.
Cordero de Dios: perdónalo,
no sabe lo que hace.

Pasé toda la tarde recorriendo calles
en Google Street View. Ahora
soy el centro mismo del universo.

 

ELEMENTOS PARA UNA CRÍTICA DE BLACK MIRROR

I

Afuera, el aire es imposible. Soy el último sobreviviente de una guerra bacteriológica. Por la computadora del laboratorio, miro el legado de mi especie, ahora que todavía sirve. Llega una solicitud de amistad.

II

Sobre la vereda, dos hombres toman agua enlatada. A esta hora, desde sus asientos, la vista de los autos es ideal: todavía se distinguen los colores. No puede ser, dice el más joven, que el sistema haya planeado todo esto

III

La fila de contribuyentes con abrigo sintético da la vuelta en la esquina. Se hace más frío el aire que llega a este balcón al verla. No puedo bajar, por motivos políticos. (Es cierto, la aclaración sobra: en toda privación opera un mecanismo público.) No deberíamos pensar en los orígenes de la palabra privación.
La fila tiene todo el tiempo la misma longitud: cada elemento nuevo es asimilable a ella.
Además, yo tengo un abrigo sintético.
Además, a veces contribuyo.

Yo en realidad podría estar ahí.

Anuncios