Marcelo Daniel Díaz

28:05:17

¿Te gusta que sea así? ¿O ya no importa?

En el mapa de los sueños

no existe el amor propio

sino un sentimiento

balanceándose

como hojas cerca del fuego.

¿Nos vamos a incendiar

entre fogatas imaginarias

notas agudas

y los irreversibles

modos de la luz?

¿Dónde guardaste el resplandor

del relámpago?

¿Querías tapar una estrella

pero la estrella sigue allí?

¿Querías un atajo

para la oscuridad?

Sin embargo ésta es tu estrella

la rama luminosa

con la que escribimos

nuestros nombres

apagándose, lento, así.

 

21/06/17

Hay un animal que recuerda

los latidos de la pérdida,

lo alimento

en su resplandor.

A veces hago ruido

y el sonido

resuena en otra dimensión.

Quería escribir un poema

un sello

para las horas que vendrán

y para las horas

que se fueron

y terminé hablando

en esta incandescencia

como si la luz

de ayer

fuese la primera luz

de mañana.

 

14:01:17

No sé cuántos años le toma al cometa Halley

completar la órbita terrestre

fuera de eso

cuando cortabas leña

por la noche

recordé el método

de las luciérnagas

de día desaparecen en la luz

y de noche

gravitan alrededor

de las ramas

retenidas en el fuego

contigo, así

girando a la velocidad de las estrellas

en esta hora del universo

donde la memoria

retrocede como la lluvia

o como el río

debajo

del campo de girasoles

y si la sombra

es luz carbonizada

qué de las huellas

y qué del recorrido ciego

de los cometas

si no hay nadie

más que vos

y un nudo de troncos

sujetándonos

a la tierra;

¿no querías una familia

un jardín

y en su centro infinito

un sol nuevo

radiante

coronando la esperanza

entre ladridos y

madreselvas?

desde miles de kilómetros

brillan

las ventanas de los departamentos

pero el hachazo

que dejamos

vos y yo

no se ve.

 

15:03:17

¿Será cierto que no se puede salir

del árbol

por los medios del mismo árbol?

¿Las flores al abrirse

prefieren la luz?

¿Hay un límite en el movimiento

de las hojas?

¿Y si la expresión

de las flores

corrige cualquier falta?

¿Será por eso

que resuena

recuperada la música

del silencio?

¿Y si todo lo que quedó atrás

aún nos envuelve?

¿Y si el destino

existe como una llamarada

de vaya a saber

qué fuego

a través de tu voz?

 

15:03:17

Vuelvo a mi relámpago mental

¿Serás el milagro

del mismo modo

que yo lo soy para vos

reunidos

en las diferentes

repeticiones del día?

Trazo un círculo

en la memoria del aire

aquí o dentro

de otro universo

en el interior

la circunferencia del ojo

y en el interior

como esas telarañas

boyando por el cielo

invisibles

vos y yo

tomados de la mano.

 

02:04:17

¿Vendrás para continuar la llamarada de mi mente?

¿Y si mi corazón está poblado de pájaros?

¿Decís?

¿Qué te devuelve la visión del día?

¿Y quién arde en la luz?

¿Vos? ¿Yo?

¿Y si te sueño

es porque somos la piedra solar

recordando

el diagrama de la sombra?

¿Y si el futuro tiembla

en el canto de los grillos

alrededor

de la oscuridad?

¿Cómo imaginás

que resuena

el final del relámpago?

¿Y si no existe el relámpago?

¿Y este resplandor?

¿Es real?

 

 

 

 

Marcelo D. Díaz (1981). Licenciado en letras. Publicó los libros de poemas La sombrilla de Wittgenstein (Editorial Cartografías, 2007), Newton y yo (Editorial Nudista, 2011), El fin del realismo (Viajero insomne, 2014) y Bosque chico (Club Hem, 2015), el ensayo La máquina de enunciación K (EDUVIM, 2012). Participó en la antología de jóvenes narradores Es lo que hay, selección a cargo de Lilia Lardone (2009) y en las antologías Penúltimos: 33 poetas de Argentina (1965-1985) (UNAM, 2014) y 20 años agarrándose los dedos con la puerta (Llanto de mudo ediciones, 2015). Compiló en coautoría el libro Los fuegos de Orc: antología de poesía y ciencia ficción argentina (Mágicas Naranjas, 2016) y publicó el libro ilustrado junto con Lucas Aime El astronauta (La Sofía Cartonera, 2015). En el 2016 fue seleccionado como becario en el Fondo Nacional de las Artes. Textos suyos han aparecido en las revistas ADN, poesíaargentina, Veintitrés, no-retornable, Otra Parte, Indie Hoy y Ñ.

 

Anuncios