Víctor Pérez / Me imagino el amor destruyendo todo lo que nos rodea

 

LA PRESA HOOVER CONTRA MÍ

 

Llévame al desierto y adórame

Se dice que sólo aparece una persona capaz de dominar la escritura cada 10.000 años

 

Me imagino el amor destruyendo todo lo que nos rodea

 

Sigo creyendo que hay una fuerza suprema

Algo que no deja de crecer y lo hace sin contemplaciones como un chico de pueblo

 

Superior a la imaginación es cambiar de lugar las palabras de otro hombre

 

Me aparezco dos veces en una vida humana

 

Las estrellas de la colina me han criado y tu culo me ha abierto la mente

 

Mangaba flores de las tumbas y se las regalaba a mi madre

Ella me daba un beso con lengua y las ponía a flotar en la bañera

 

Después crecí y me aficioné a las palomas y a tumbar a tipos en los fumaderos

 

Yo soy un animal que apenas es capaz de articular palabra

Pero estoy lleno de alucinaciones memorables y filosofías impulsivas

 

Voy a la escuela para pelear

Y eso que viene de las chicas y de los edificios abandonados

Lo aplasto contra mi cara

 

Mis sagrados problemas de ira como un blues hecho realidad

 

Fui fabricado en un mítico punto entre 1971 y 1978

 

El mundo de la poesía es un shooter de supervivencia sumado al género survival horror

 

Yo encontrando la relajación infinita por 500 pavos

Yo tirándome a detectives en Topanga Canyon

Yo asando caballos

Yo elaborando planes que apestan

 

Los tanques de almacenamiento cerca de la autopista

Son mi buda lírico

 

Cuando el sol rompa, mi sombra descenderá y será un escaparate mi cuerpo californiano

Caeré entonces a trozos encima de los niños de los parques

 

Siempre fuimos el cometa Halley y yo

Eso no lo olvides nunca.

 


BEBER AGUA ESTANCADA

 

Me gusta ver Rambo, su cara de felicidad o de tristeza me hace feliz

Me gustan las tácticas de supervivencia y de guerra de guerrillas de John James Rambo

Apago las luces y me quedo mirando su cara y su armamento y siento Vietnam por toda mi piel, y eso es algo hermoso

Nació el 6 de Julio de 1947 en Bowie –Arizona- en una familia mezcla de griegos, alemanes y nativos americanos

Me lo imagino comiendo albóndigas de ternera y creciendo en esa población

En el 71 fue capturado por fuerzas norvietnamitas cerca de la frontera con China, imagino esa frontera de ensueño

Es para mí una bendición que tenga problemas para adaptarse a su vida como civil cuando regresa a casa

Me lo imagino viajando por Estados Unidos mirando a la cara a la gente

Me gusta cuando Rambo estalla, cuando lo llevan al límite, a eso se reduce todo

Me gusta que le ataquen con lanzacohetes, eso me pone la piel de gallina

Me gusta cuando Rambo roba una ametralladora M60 y vuela la gasolinera, me gustaría tener esa ametralladora en mi comedor

Me gusta su dureza emocional y sus ojos color miel, me gustan sus razonamientos antes de entrar en acción

Me gustaría que Rambo encontrase una buena chica y llenara el mundo de niños con ojos extraños

Me gusta cuando huye a la hermosa mina y allí los espera a todos

Me gusta su sudor permanente

En la tercera parte de la saga aparecen 221 actos violentos y más de 108 víctimas mortales

Creo en eso, en esa intimidad; creo en John Rambo y en todo el hormigón virgen del mundo.

 


UNA NUEVA BANDA DE NEGROS EVAPORADA

 

Chavales de los pueblos que saltaron al vacío desde el puente de la nacional después de tomar sopa en los clubs canábicos

Chavales de los pueblos que dejaban ilegibles notas de despedida y una bici apoyada en un árbol como símbolo final y como símbolo de justicia

Chavales puestos de speed que follaron hasta reventar con las chinas de otro nivel de la calle de Los herreros

Que plantaron peyote en el 95 a las afueras de Zamora como una maquinaria celestial y se reproduce desde entonces y produce la llamada telepatía seca

Chavales que sablearon a sus abuelas para comprar ayahuasca por correo y conocieron a Dios y a Cristo y a la virgen

Chavales que estudiaron la escopolamina y ensayaron con ella hasta ver el futuro

Chavales que se curtieron en la nuez moscada y fumaban telas de araña desde los 16 para ganar la paz más silenciosa del reino

Chavales que le metían al salbutamol y veían unicornios

Que fumaban caballo en la cima del parque de Valorio para que no hubiera error y eran sagrados

Que bebían alcohol de 96 grados para que sus búsquedas se aceleraran

Que mezclaban Sprite con jarabe para la tos, siempre buscando la codeína legendaria

Que descubrieron el Jenkem y flipaban aspirando sus propias heces para conocer todos los avances mentales imaginables

Que fabricaron GHB a base de adelgazadores de pintura y barniz de uñas mezclado con desatascador de tuberías y cada vez estaban más cerca de la verdad

Que le metían al pegamento Resistol 5000 y llamaban hijas a sus madres

Chavales de los pueblos que sólo tenían unas alpargatas y un póster de Camarón

Que se ponían con gasolina y yodo y ácido hidroclorhídrico para tener avances en sus vidas, para que pasaran las horas, para tener augurios santos

Chavales de los pueblos que fumaban, tragaban, aspiraban, se inyectaban

Chavales que colapsaron, que cayeron fulminados después de ver todas las dimensiones humanas

Solitarios ángeles invencibles que acabaron en los manicomios y en ellos eran conocidos por su brutalismo adorable.

 


DISNARRACIÓN

 

Todo el que escribe merece acabar dentro de una maleta en el maletero de un Ford a 1500 kms de Madrid

Merece ser borrado de las calles

Y que ese Ford acabe en un rancho remoto

En cuyo granero sólo esté el eje y las llantas de una camioneta en el chasis y el cráneo de un cerdo

Y que campos de cultivo abandonados se extiendan alrededor

Un bonito espacio abierto

Un rancho en el que nadie coja el teléfono

Y en el que sólo viva un adolescente

Es probable que ese adolescente a veces se ponga al volante

De la camioneta

Y que se afeite a navaja cuando llueve mirando al Ford

Un adolescente que a veces barre el porche y otras corre en dirección al desierto.

 


DOBLE CERO

 

Todo poema

Es mi polla llamándote

No luché por sobrevivir sino por destacar

Algunos lo llamarán una apuesta

Pero fue una apuesta pura

Que alguien coja unos prismáticos y mire dentro de mí

Y señale mi sangre como un hierro, como una belleza

Más bella que todas vuestras madres juntas.

 

 

 

Anuncios