Ricardo Cabrera / ¿Quién vago de azul horizonte se avecina?

Ricardo Cabrera / Égloga inspirada en la vida y obra de Darío Ciruelo, el último poeta cosa

“por favor alguien sáquela de la cabeza con otro perchero de savia”
Darío Ciruelo

Ya dejaste entrar al camino a tu perro herido
Los uranios del jobo acuden a sanar su yo
Viramos estrellas caracoladas
Luciérnagas de azufre reclamaban el cubil, la choza, la victoria
Por cuál playa seca la sal partida de las pestañas?
Un burro cuida y amansa una oveja,
Mientras la leche hierve en el carbón de la moneda sol
No hay protección si vuelven los cantos fríos
Subiría el río que es todo dragón dormido
Cuánto dios allá afuera?
Esmeralda mañana de pronto vientre
Roerás la piel como una rosa frente al ojo de la picazón de la abeja
correr la vega desplomando tinajas del cielo
no quiero ese amor
cúspide de gotas de bija azulan un veve
ciruelo asesinado por la lluvia futura

 

 

ejercicio # 31 (a partir de la canción Rose de A Perfect Circle)
….

 

arranco

rosa eléctrica

el temperamento de tus facturas

mientras malsano me postro a subir (cual esfera

a la cabeza a mi debida

pactando cartas entrescaleras

naipes de jobo

nubes de furia que me vendo

que me vengo

rosa, eléctrica

mientras snails iam devouring your rose

as a beast bend and clumpsy

que es los sueños dónde vienes venida de sal

arranco rosa eléctrica

tu peldaño, tu uña, tu año envenenado de venados

las rosas amigas apretadas en la cama por el puño de los cuerpos

rodando río abajo, debido

que me vengo,

tantas ahogadas de cabello

y otra rosa leve, linfal, dosélica amenaza un spleen o dos

una bilis o un nervio del jardín

para qué , i am, i am, play dead,

rezar, to be, to freeze, to kill, too dead

levanto, arise, arose, arouse, the stairs, stairs

lie me, mame me,
una rosa es otra cosa así vestigia

estigia
ríe abajo , muy muerte,

voluntad , horror de juguetes muy comprimidos en la pared de sangre del sexo
rose, arise, arose, arouse,

the stars

mi voluntad, mi shock

me arrancare de esta lealtad

the stairs, stares at once

at none

 

Oración a Keraya

Cuatro caminos tiene el hambre y Opiyel lo sabe
Kalfou
Rosa negra o enmarañas de hojarasca con tu pelo

He visto lo descalzo

La risa que rima

También tiré mi moneda en la vaina Luna

Karaya, mi hija,

La mujer que nunca tendré

El aspecto. Los caos de cotorra. Sole, soledad, de solenodonte.

Soledad viene de solenodonte,

Te hemos borrado de la historia,

Dónde está mi Kalfou pa tirá el dao, pa tirá la piedra más allá de la paciencia?

Karaya, que vienes

Que entramas mis pies con guano, el rincón de peces, la aurora

Karaya, avísame siempre que me desangre como granada por los ovarios de YaYa
avísa cigϋita, que te tengo corto que buscar del cuatro camino

Pa tirá el azar.

Que mi bachata no aparece, que tu mamá no aparece todavía, o se fue a jugar con los exágonos del Yuna
Karaya, Luna vital,

Corona de yuka que platas el sueño

La risa que rima anda,

Apuesta al taíno buscar su son fotuto,

Pero basta, Karaya, visítame al nacer, mujer ida de viaje con brumo de Constanza

Cuatro, solo cuatro

Y Opiyel lo sabe

No puedo nacerte sin la Caguama de tu nombre,

Pasa partir,

El navío llega. Caos. Santa soledad, sole, sol.

Soledad viene de Sol,

Keraya

 

Ejemplo

 

ante el ubérrimo sentido de la bandera en un basural

ante el flaco ladrido del plato de zinc

puedo calibrar la tontería de labios y dientes

cerca del carro muerto cerca del mar

superviven sus fantasmas lívidos

la moneda pisando rostros

huesos carnecidos en la meseta del pollo

quiere sadura?

vate

enfrentarse a uno toda la tarde

garganta paleada contraelsol

ante el saco de mierda de las aves del misterio

ante el vidrio mojado por lánguidas esponjas

cerca de la piara

nos hacemos redondos

extraños zapatos bajo el sereno

vate

y el romo?

toma la percha una seña bífida para el ciclope casero

gastan su nata las paredes del tugurio

la página nos devuelve otro niño vate,

los aros de la cancha se llenan de plomo

 

Je pense que les morts vivent tout près de nous

Si al establecer los tonos ópalo

La chispa de oro

Éter

Una nube de un rosa claro

Y un cisne vuela por mal camino

En profundas, oscuras

Por lo tanto se encumbra un miasma de alcantarillado,

Enjambre de animales impuros

Incluyendo el moverse en repugnancia

Y no se puede designar a su fuente o un fin?

 

Su cara inmóvil

¿Quién vago de azul horizonte se avecina?

Poner que detenemos pasos en duda,

Siempre continuar su examen inútil

Eterno este

Alejas su última hora, rayo supremo de oración.

 

Sufrió;

Él debe saber cómo

Sin embargo, ni el dolor ni el infinito horror,

Yo contemplo con cuidado errante la estrella

Pasa de un mundo a otro

Inconstante.[1]

 

Belenismo a la concordia

 

Niño que sol nació a un lado de mitra

No lo perfumes de senos con leche áurea

Pisa el puerco de mirra que sulfata el cutis frío de la noche

Mientras la virgen de heno es impelida por 3 cirios viajeros

Llevados a culto de luna y polaris

La arena llega tsunámica a la orgía

El tipo de la madera toca una prédica de 1 minuto

El bardo más solo

No sé porque culpan al que ronda los desiertos

Años antes del Hermes medioriental que suena a gabriel,

La campana era de rafael/asmodeo la moneda

Que se cuenta cura y lepra los amatorios de Sarah

Niño que sol nació a un lado de tu giro de tormenta

Gato mayor

Acaso no es tiempo de que vuelvas a convencernos de esa cosa rancia que es la vida,

Esa demacración de vid

kéter de ave clavando , acaso no merecemos beber el vinagre en túnel bosón

vestida hominidad , ese dejarse a puerco entraillado por la dama de las felaciones,

ahí está el sol,

allí la luna,

con el perdón de las ovejas y los perros, nuestros primeros rufianes,

clanearemos una espina suficiente para herirte, dios, una pira de sangre que erupte hasta el cielo..

 

 

 

[1] Sayo traduce a Alice de Chambrier.

 

Anuncios