Si me dijeras baila / Andrés Catalán

si me dijeras baila
vente a bailar acá me iría contigo
piensa que soy más de andar no sé bailar
lo que no sé nombrar por eso dudo
el aire es cortesía de la gente
no obstante el respirar hablar me es fácil
—más que escribir a veces ya ves— piso
con decisión y a nadie estorbo
o piso
pensando que hacia atrás y se entretienen
los mirlos de mirar lo que me callo
si me dijeras vamos hay árboles allá
la luna no la luna de ese lado no pero están puestos
unos robles así
así como un ciprés casual no importa el sol
no es rosa se anaranja o es azul se leuda allí
de a poco se cayó la noche se posó sobre los brazos y no habrá
un día en la ladera más hermoso
la luna no la luna en realidad me importa poco
pero sí que me importa ¿no ves
cómo me tiembla el cigarrillo al preguntar? aprendo
que se asoma por el este nunca
necesité saber por cuál a qué edificio
corona a qué fachada forra a qué pared
da lustre
qué vinimos
a ver la luna no más bien el sol que ese

el sol un carnicero de las fresas
mira se pone allá las ramas
desechan conjeturas mientras muestran
secuencias de postal
si me dijeras vente a fumar así con un temblor
de voz que tiembla igual que la ceniza
al borde del pitillo no
te diría que no ya ves aquí
también se ve la luna ahora da igual
el sol lo que vinimos
a ver supongo que tiene alguna relación con la cosecha
de las fresas las mismas
sílabas perdidas de un ajeno candor que nadie
dijo la misma
irresponsabilidad del que hace pie
o piensa que hace pie sin dar explicaciones
dime
si toda respiración propone un reino cuál
fundaron esos dos
con un despiste así
bajo esos astros

 

 

 

 

 

Anuncios