Adaptación de Anne Tardos del prefacio de Twenties: 100 poemas. Escrito entre el 3 y el 7 de abril de 1991, New York / Braulio Paz

Twenties (Veintes) comprende 100 poemas independientes {siete de los cuales se presentan aquì} que fueron escritos intuitiva y espontáneamente entre febrero del 89 y junio del 90. Tanto el estilo como las palabras y frases usadas le deben, al menos en parte, a las situaciones en que fueron concebidas: (viajes en) buses, trenes, aviones, autos; o lugares que visite, como hoteles, pensioni, casas de amigos, etc. Comencé los textos en un bus entre New York City y Binghamton; los continúe en New York, mientras daba clases de verano en la universidad estatal; y finalmente los termine durante un viaje a Italia (y su correspondiente avión de regreso), en que Anne Tardos y yo presentamos un par de pinturas en el pabellón Ubis Fluxus ibi Motus en la Bienal de Venecia.

El título se refiere a la forma física de los textos: cada uno cuenta con 20 versos, divididos en cinco estrofas sin métrica. Hay dos razones por las que los califico de “intuitivos” y ”espontáneos”: (1) Desde 1954 he escrito mucho, total o parcialmente, de forma no intencional (si se quiere, impersonal), involucrando operaciones al azar, randomisaciòn, y/o selecciones acrósticas, mientras editaba otros textos que después se usaron de base. (2) Estos Twenties nacen de palabras, nombres y frases cortas, desarregladas y fuera de la sintaxis normativa, y, a veces, pequeñas oraciones no narrativas, no lógicas y estructuradas fuera de cualquier intento comunicativo. Ya que son superficialmente similares a algunos de mis trabajos  ¨no intencionales¨, los lectores podrían afirmar erróneamente que Twenties fue producto de los mismos métodos.

Podría ser confuso, sin embargo, llamarlos “intencionales”, pues cada palabra fue escrita tan pronto se me vino a la cabeza o cuando la escuche o vi. Los textos han sido editados muy poco: inserte algunas palabras inventadas en algunos de los primeros textos y, cuando me di cuenta que había repetido alguna palabra demasiado, la substitui con alguna que sonara similar; pero eso fue todo (aùn después de terminados he encontrado algunas repeticiones intra-textuales que pase por alto, pero prefiero dejarlas ser).

También debería mencionar que tuve que buscar palabras y nombres que dudaba fueran reales (i.e., palabras generalmente aceptadas; nombres, reales o ficticios; o incluso jergas y apodos que conozco) y que substituí palabras “reales” por otras más dudosas si no pude encontrarlas en ningún libro.

La disposiciòn del texto y la longitud de los espacios requirieron consideración y revisión. Eventualmente adopte un esquema basado en grupos de tres ens[1]: un triple en indica una pausa de aliento, seis ens un silencio de redonda (figura musical), nueve ens un silencio de redonda y una pausa de aliento, doce ens dos silencios de redonda, etc. Lei repetidamente toda la serie de poemas, insertando, modificando o eliminando estas pausas, pero la mayoría se conservan tal y como las escribí.

En parte es este juego con los espacios, y el que muchos textos fueron escritos de forma muy lenta y hasta en varias sesiones, lo que me lleva a descartar la categorización de “improvisaciones”. “Improvisación editada prolongadamente” quizás sea mas exacto, pero es demasiado raro para mi gusto. Sin embargo, me quedaría con el nombre, porque muchos de los textos fueron escritos en un intento de intensa concentración, casi meditaciòn, que no es propia de la improvisaciòn.

Por último, a pesar de la sustitución de palabras por otras de sonido similar y mis cuidadosas acciones con el tempo y la espaciación, estos no son poemas sonoros. Las palabras y nombres, individualmente, son manifiestamente tan importantes como sus sonidos, y cada lector debe producir un significado para el poema como conjunto. En cierta forma el poema nos “da permiso”, dado su orden “anormativo” y sus pausas (“pseudonormativamente” alineadas en estrofas), para “descubrir” una diversidad (de sintaxis, gramática, etc.) propia.

Escritos de forma subjetiva, estos poemas problematizan al sujeto del que provienen y, al mismo tiempo, le dan poder al lector, convirtiéndolo en un coproductor. Decidí, intuitivamente, emplear la misma estructura en toda la serie y limitar la estandarización del vocabulario, pues sentì que le permitiria al lector redefinir el papel que juega.

mlo

5

 

Posible ruta Spinoza

larga lucha la planta emisora

poste de cerca peludo soporta traqueteo

zona jabón vino conejo

 

Puerto fantasma de carbòn variante

la notabilidad del cojo Sweeney

árbol de goma maleante hueso entusiasta

opulento criterio aguijoneado

 

La espuma entró se va por su camino tan

globular en regalos de polka y punto

él, carreola, hilo cocina mapa meta

enjuague Sony rebaño de piquetes

 

Inventa la gasa Tony cerca

cuerda de arpa profundo vistazo

darse cuenta semiactivo potro

abismo brandy figurativa inclinciòn

 

La gente cierra el zipper soluciona abrigo lípido

engomar el boscage hediondo

alimentar anunciar Moog precedió cierre

totalizar a tu viejo, citar sneaker

 

24

 

A media hasta          Kansas empapela Marx

regatear         guardia del sultán   sudor presentar curso

por debajo                régimen utópico diatomea

coral               descuidada corriente muda

 

Hoja      Kidderminster manso

Antistaminico         picotear mariscal follaje

xenofobia residente                       libido kinestésico

paquete mental vacío          gusano parasito alcance acido

 

Salón             cheque corsario quebrantahuesos

Flama infestada empequeñece    fiduciario

canon plancton        carroñero balance

gárgola medica  sagrado balance

 

Debilidad laguna     auxiliar retorcido

diadema Lamarckiana

violin gusano pendón maxilar emisión

monje panoplia ventura    totalismo

 

Cansado repleto      sección afección

zymogen tinnitus tronco ensortijado trampa

sello lagomorfico    borrar punto de quiebre

Demetrius    excelencia parcial

 

36

La senilidad es una cosa extraña            viene y va

ha sido muy considerado y profesional  el derecho a saber de los pacientes

¿porque someter sus brazos?

Hey viejo cómo te sientes cual es el problema

 

No vas a decirme que así se comporta normalmente

medicamente hablando    básicamente él tiene la custodia

lo quiero       me largo        más que tú

que haremos ahora me encargare de papa en casa

 

Regresen al colegio regresen a México

claro te entiendo     entra en la carroza

te encantaría a que no       morder lengua

comida como hecha en casa         vamos viejo

 

Lávalo con esto       estaremos bien

lo que necesitamos es una buena noche de sueño     consulta con la almohada

esta bien  no te hare daño  difícil de pensar

tus padres son viejos          los viejos tienden a ser ignorados

 

Busquemos anormalidades metabólicas

porque esta comatoso        niveles de proteína elevados en el fluido espinal

me mudare aquí     contra lo indicado

creo que es una buena

56

 

Alcanza anuncia sin precedentes

calibrar curva estimada avance médico

rebanar         abrir microondas envidia pene

vortex dramatizar   exagerar lazos          gruñido

 

Fácil fantástico éxtasis de azúcar

centímetro mencionar péndulo de rotaciòn lunar   siguiente

adulador trampa 22   variedad Picayune

visita Rin Tin Tin Boca peluche   merecido

 

Dispensador de cosquillas   Dixie enjuague libro perro

elog país viticultor   mosquitero pagano

espiar fortuita garantía

jerga deslumbrante secuencia motivación inmunda

 

Conejo disponible necesidad provocación pública

sastre inmersión rápida    prueba ineficaz

cieloraso explosión reacondicion morfológica

tanque   otro hundirse   Francés camino permitido

 

Pacifista rotiseria   notable práctica manchada

baqueta Néstor Osiris  hombre castigado

espuma dólar azote de ortiga estrabismo     zorra

pavo cabaña sello laxo    Tanzania

 

[1] (N. del T.) Un en, segùn el Oxford Dictionary, es una medida usada para determinar la longitud que un texto requerirá y que equivale a la mitad de un em, lo que es aproximadamente el mismo tamaño que un carácter tipeado.

Anuncios